dimecres, 24 de febrer de 2016

CARTAS DE AMOR, CARTAS DE AMOR Y MÁS CARTAS DE AMOR

  El pasado 19 de febrero se entregaron los premios del concurso de cartas de amor que ya, a la chita callando, ha llegado a su sexta edición convirtiéndose así en una de las actividades culturales más asentadas de nuestro centro. Un año más, el director del IES, Carles Celma y la jefa del Departamento de Castellano, Pilar Pérez, hicieron entrega de los diplomas acreditativos a los ganadores. Hay que señalar que, con cada edición, el nivel de los participantes es más elevado, con lo que el trabajo del jurado del certamen tiene cada vez más problemas a la hora de decantarse por unos trabajos u otros. Realmente se hace muy difícil alcanzar un veredicto acorde con el esfuerzo que muestras curso tras curso los alumnos.
María Clemente, ganadora de la categoría de primer ciclo, junto a Carles Celma y Pilar Pérez

En la categoría de primer ciclo de la ESO, la ganadora fue María Clemente Sandoval, de 2º ESO A. Los alumnos Itziar Blasco (de 1º ESO A) y Luis Palmero (de 1º ESO B) recibieron sendos accésits, la primera por la presentación de su carta y Luis por la originalidad de su trabajo. Por su parte, Diana Nechyporuk, de 2º ESO B, logró alzarse con el premio a la mejor presentación plástica en la categoría de primer ciclo, con una curiosa composición que adornaba una misiva de amor dedicada al chocolate. En la categoría absoluta el ganador fue Marc Camañes Muñoz, de 3º ESO C; con una carta ambientada en Berlín del Este, al otro lado del muro en la Guerra Fría. La mejor presentación plástica en este caso fue para el curioso trabajo de Jael Ruipérez, de 2º de FPB Administración.


Diana Nechyporuk, ganó el premio de presentación plástica y visual


Os dejamos algunas imágenes de la entrega de premio y el texto íntegro de las dos cartas ganadoras, así como algunas fotos de los premios de presentación plástica.

Itziar Blasco, ganó uno de los accésit
Carta ganadora de Marc Camañes
Carta de María Clemente
Carta de amor de Luis Palmero
Carta de Diana Nechyporuk
Carta de Diana Nechyporuk (interior)
Carta de Jael Ruipérez
CARTAS DE AMOR

1º Premio (primer ciclo ESO):

Querido mío...

Vayámonos de aquí, escapémonos juntos; ya poseemos caricias, susurros, sueños... No to tu presencia a kilómetros y te echo de menos cuando tu brumoso aliento deja que el viento frío me golpee en las mejillas.

Escribamos poesía, aferrados de la mano, sabiendo que, cuando llegue el momento de liberar nuestros cálidos dactilares, la tristeza inundará nuestros pensamientos.
Palpo tu corazón, latiendo por mí cuando mi organismo está a milímetros de ti. Ilustras mis días con pétalos de rosa; eres como el agua que da cauce a mi arroyo y te quiero querer, como no quiero a nadie, pero mi instinto me dice que ya arraso límites contigo.
Bailemos sobre la tenebrosa oscuridad, encajando nuestros delicados brazos y susurrando nuestros deseos enamorados. Somos dos palomas blancas que no temen ni a las águilas, volando entre meteoritos, buceando entre tiburones...

Te siseo que te quiero, una y mil veces; busco tu mirada entre miles de ojos. A tu lado, ordenaría vaciar el mundo y quedarme sola contigo.

En mi regazo yacen las lágrimas del amor, aturdido por el miedo que un día le corría por las venas.

Estoy dispuesta a colapsar la programación de tu corazón.


Atentamente,
María.

(Obra de María Clemente, 2º ESO A)


1º Premio (categoría absoluta):

Berlín del Este, 22 de diciembre de 1960


A Alina, cuya alma permanece aún paciente más allá de los kilómetros de nuestra ciudad dividida:

Desde aquí, desde los confines de Berlín, pongo mis últimas gotas de sudor y mis más sentidas lágrimas al cuidado de este viejo y olvidado papel. Desde aquí, desde la soledad de nuestra división, te mando este mensaje escrito con las últimas gotas de tinta de mi exánime estudio. Aquí, donde expreso mi amor ante el crepúsculo del Este.

Que esa carta pase por mil manos, que recorra la ciudad día y no che hasta cruzar el frío muro que por siempre nos separó. Que cruce calle tras calle y burgo tras burgo hasta alzarse sobre la tierra siguiendo al viento, hacia ti; más allá de donde llegan las torrenciales humaredas de la industria, lejos de las insomnes ciudades del mañana. Desde que tu esencia se desvaneció de mi vida, ninguna pintura mía ha sido tan vívida como antes ni ninguna tiene ya sentido. No importa qué colores use, no puedo levantarme con fe en el porvenir si no estás tú; ver cómo nuestros corazones han sido partidos y nuestras vidas bifurcadas por prohibiciones y fronteras.

Alina, a quien me escuche rezo para que esta carta te llegue un día, que se impregne de tu olor a frescas rosas y reciba una de tus joviales sonrisas. Desde hoy, que la recibirá el primer mensajero, hasta el último, ante ti, finalmente llegando a tus dulces manos. Rodeado de mis obras, ninguna aún ha podido representar el dolor que siento arder en mi interior. Ningún color ni ningún estilo ha logrado ilustrar la fatua amargura que me desgarra desde mi incompleto corazón. Recuerdo aquel primer día riendo desde el edificio más alto, desde el vértigo del mundo moderno declarando nuestro amor.

Me niego a aceptar una patria que me separa de mí mismo con tanta frialdad. Me niego a que mi corazón lata un día más sin poder sentirte a ti. Tú superaste en belleza mis grandes obras, sonreíste desde la profundidad de tus bellos ojos turquesa como los lejanos mares, por siempre brillando al compás de mi vida.

Y que esta carta te llegue es mi legado. Este yo vivo o no. Que la gente del este berlinés tienda discretas sus manos manchadas de hollín y que muevan esta carta lejos de la vigía roja. Que cruce el muro Alina. Que llegue a ti. Más lejos de donde mi pincel pudo llegar. Más lejos de donde mis manos pudieron alcanzar.

A tu corazón Alina, al corazón que nunca olvidé y nunca olvidaré. 
Прощаи, Alina
Nikolai

(Obra de Marc Camañes Muñoz, 3º ESO C)


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada