divendres, 7 de desembre de 2012

PROBLEMAS DEL CENTRO VISTOS POR LOS ALUMNOS (II)

EL PASILLO DEL TERROR

Un problema que he tenido siempre muy presente es el del pasillo. Los pasillos de este centro son muy estrechos en relación con el número de alumnos. Entre clase y clase es imposible no tropezar con dos personas como mínimo y, por su fuera poco, los más recientes en el centro, es decir, los alumnos de primero, tienen la costumbre de estar continuamente pegándose y corriendo por los pasillos, cosa que me fastidia muchísimo. El “pasillo del terror” es el de la primera planta, y no recibe este curioso nombre por las asignaturas que dan en él, sino por lo complicado que es pasar de una punta a la otra. Sin ir más lejos, hace dos semanas, en la esquina de esta planta, se formó un pelotón de gente y era prácticamente imposible moverse y, cómo no, no falta la gente que acostumbra a empujar, creyendo que así va a conseguir alguna cosa. Me provocó tal situación de asfixia que, cuando pasa algo así, me espero a un lado a que toda la gente pase. Me gustaría que, de una forma u otra, el instituto pudiera arreglar esta situación o mejorar el problema.

No es el pasillo del terror, pero por poco.
PATIOS

En el tiempo que llevo en este centro, he podido observar algunos defectos y algunas cosas buenas que tiene el instituto. El horario, en mi opinión, es uno de los defectos. Pasamos muchas horas en el instituto sin descanso, así que , ya que no nos van a suprimir una clase, podrían poner dos patios, cada dos horas de clase, ya que nuestra capacidad de atención es de 45 minutos y, sin nombrar a nadie, hay profesores que se pasan 55 minutos hablando, que no nos hace falta ni abrir el libro. Esto no es bueno, porque hay gente a la que le resulta imposible tomar apuntes en clase o evitar dormirse, claro. Yo creo que con dos patios esto se arreglaría.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada