divendres, 29 de novembre de 2013

PROBLEMAS DEL CENTRO VISTOS POR LOS ALUMNOS 2013 (II)

POR UN HORARIO INTENSIVO

En este instituto, como en muchos otros, comenzamos las clases a las 8:30; pero lo extraño de este es que unos días acabamos a las 14:30 y otros a las 16:50. Además solo tenemos un patio que dura treinta minutos a las tres horas de empezar.
En mi opinión, sería mucho más cómodo para los alumnos, sobre todo para los que cursan bachiller, empezar las clases media hora antes y acabar media hora más tarde para tener un horario intensivo y así no tener que ir a clase los lunes y los partes por la tarde. De este modo, tendríamos más tiempo libre que podríamos usa para estudiar o hacer los deberes.
Muchos padres piensan que el horario que tenemos en estos momentos es mejor, ya que así tenemos ocupadas dos tardes y no estamos en casa, pero en realidad es mucho peor, ya que estas horas de tarde se hacen muy pesadas y no nos podemos concentrar como deberíamos.
Si tuviéramos un horario intensivo de ocho a tres, lo ideal sería hacer dos patios, aunque fuesen más cortos, porque tres horas de clase o más, seguidas, es mucho tiempo y a última hora estamos más pendientes de que acabe la clase que de atender a lo que dice el profesor.

Horario de materias de un instituto de Alaska

EDUCACIÓN Y RESPETO

Desde que empecé la Educación Secundaria Obligatoria hace más de tres años, más de una vez he visto problemas relacionados con el acoso escolar, ya sean peleas, insultos de un alumno o un grupo a otro, etc. Ese no es un problema que afecta solo a este centro, sino que también está presente en todo el mundo y por ese motivo debería ser más urgente acabar con él.
Pienso que es importante que, al igual que se enseña, por ejemplo, el peligro de las drogas, también se debería enseñar a respetar a los demás; ya que, de esa manera, también conseguirían salvarse algunas vidas de jóvenes que se suicidan debido al acoso que sufren por parte de sus compañeros.

Es injusto que porque una persona se sienta superior a otra haga que la segunda se sienta mal, ya que el error no lo comete la persona acosada, como se le hace creer, sino que el error es del acosador al haber sido mal educado. En un instituto no nos deben formar solo para que seamos los mejores resolviendo ecuaciones o para que escribamos y nos expresemos genial; también se ha de enseñar desde el principio a respetar a los demás y no buscar la solución haciendo daño físico o psicológico. Si nos limitamos a castigar o sancionar a los acosadores será más difícil reformar este modo de comportamiento.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada